Voz experta: Programas Avancemos y Crecemos s铆 alivianan dif铆cil situaci贸n econ贸mica de los hogares

El programa Avancemos tiene efectos sobre la asistencia a la educaci贸n secundaria

24 JUN 2022

En 2022, el Instituto de Investigaciones en Ciencias Econ贸micas (IICE) hizo un an谩lisis de los montos otorgados por el programa Avancemos-Crecemos y su evoluci贸n desde su 煤ltima actualizaci贸n hace m谩s de cinco a帽os. Los principales hallazgos se resumen en que los montos han perdido poder adquisitivoAvancemos y Crecemos reducen la pobreza y mejoran la situaci贸n de los hogares. En el caso espec铆fico de Avancemos, tiene efectos importantes en la asistencia en secundaria, en particular para hombres j贸venes de la zona rural. Seleccionando en forma m谩s precisa a los beneficiarios se podr铆a reducir la pobreza y aumentar a煤n m谩s la asistencia en secundaria.

El programa Avancemos-Crecemos, coordinado por el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) otorga Transferencias Monetarias Condicionadas (TMC) a estudiantes en condici贸n de pobreza por asistir al sistema educativo. En 2021, la inversi贸n total del programa alcanz贸 los 113.900 millones de colones y 391.905 estudiantes. El 58% de la inversi贸n se dirigi贸 a estudiantes de secundaria alcanzando el 46% de la poblaci贸n atendida. Los montos var铆an seg煤n el nivel al que asisten los estudiantes: 18 mil colones mensuales a personas de 5 a帽os o m谩s que cursan preescolar y primaria, 30 mil a quienes cursan III ciclo, y 40 mil, a quienes cursan IV ciclo de secundaria.

Los montos otorgados en Avancemos-Crecemos han estado ligados a disponibilidad presupuestaria del IMAS. En sus inicios, el monto de Avancemos se hab铆a calculado tomando como base la mediana de los ingresos de personas de 13 a 15 a帽os en mercado laboral de 2005, considerado como el costo indirecto o de oportunidad por estar estudiando. Ese monto se mantuvo constante, sin actualizaci贸n ni aumento, hasta 2015, a帽o en que se aument贸 el monto sin recuperar el valor real de inicios del programa (que hab铆a ca铆do un 39,7 % con respecto a 2006).

El 煤ltimo aumento se hizo en 2018 para mantener el poder adquisitivo de las transferencias a estudiantes de IV ciclo con respecto a 2015 y para aumentarlo a estudiantes de III ciclo (un 14 %). La transferencia para niveles de preescolar y primaria aumentaron su valor en 2014 (19 % con respecto a 2010), sin actualizaciones desde entonces (ver gr谩ficos).La falta de actualizaciones sistem谩ticas hace que cada a帽o el monto pierda valor real por la inflaci贸n. El poder adquisitivo de la transferencia para secundaria se ha reducido significativamente desde que inici贸 el programa, principalmente el de estudiantes de secundaria del IV Ciclo.

Gr谩fico avancemos crecemos

En 2021, a solicitud del IMAS y con el apoyo de Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el IICE analiz贸 los montos de las transferencias y el impacto que tienen en la asistencia a la educaci贸n. El estudio encontr贸 que en un hogar receptor residen, en promedio, 1,54 estudiantes beneficiarios (1,81 estudiantes si el hogar se encuentra en pobreza extrema), y recibe, en promedio, un ingreso de 40 808 colones (46 607 colones en hogares en condici贸n de pobreza extrema). Esta entrada de dinero por familia aporta el 10% de su gasto de consumo (12% si el hogar es del quintil m谩s pobre de ingresos). 

Adicionalmente, se calcul贸 que las transferencias promedio a un hogar receptor representan el 36% de la l铆nea de pobreza por persona en zona urbana y el 47% en zona rural, as铆 como el 81% del valor de una canasta b谩sica alimentaria por persona en zona urbana y el 97% de una en zona rural.

Es decir, este aporte monetario es capaz de aliviar los gastos m谩s b谩sicos de las personas estudiantes y sus familias, sobre todo en las zonas rurales de quintiles de ingreso m谩s bajos. Sin la existencia de las transferencias de Avancemos-Crecemos, los porcentajes de hogares en condici贸n de pobreza extrema y pobreza total en el pa铆s aumentar铆an en 17% y 4,1% respectivamente.

El an谩lisis realizado por el IICE sobre el impacto de Avancemos en secundaria encontr贸 que el programa ha sido determinante para la permanencia y, de mayor forma, para la reinserci贸n de estudiantes. Se estima que de cada 100 j贸venes en secundaria que hab铆an recibido la transferencia entre 2015 y 2016, 16,1 j贸venes por a帽o habr铆an abandonado o permanecido fuera del sistema formal de educaci贸n si no hubieran percibido este beneficio econ贸mico. Los efectos fueron significativamente m谩s altos para j贸venes hombres de las zonas rurales.

Sin embargo, tambi茅n se encontr贸 que las variaciones en el poder adquisitivo de los montos no ten铆an efectos adicionales sobre asistencia. En cuanto a los beneficiarios de Crecemos en los niveles de primaria y preescolar, tal como se esperaba, tampoco se encontr贸 que las variaciones en los montos tuvieran efectos en la asistencia, dado a que esta es obligatoria.

En la comparaci贸n con las transferencias (de 40 mil colones) con los costos indirectos para personas de 17 a 19 a帽os de estar estudiando en lugar de trabajar, estas representan el 19.6% del ingreso que recibir铆an en el mercado laboral. Se estim贸 que los j贸venes de esas edades que no terminan la educaci贸n secundaria y que se dedican alguna labor alcanzan un ingreso promedio mensual de 204 mil colones.

Las tres recomendaciones se extrajeron de la investigaci贸n:

  1. Es importante focalizar ayudas en reinserci贸n de estudiantes fuera del sistema, que es donde se observa el mayor impacto. 
  2. En t茅rminos de asistencia, es m谩s recomendable aumentar la cobertura que aumentar el monto. 
  3. Se debe evitar una reducci贸n en el monto de la transferencia y la p茅rdida de su poder adquisitivo (frente a la inflaci贸n) por los efectos adversos que tiene la reducci贸n sobre los ingresos de las familias pobres, sobre todo aquellas en condici贸n de pobreza extrema.

En a帽os de restricciones presupuestarias y de aumento en la pobreza (sobre todo rural) debido la crisis provocada por la pandemia, el programa Avancemos-Crecemos constituye un apoyo fundamental para que las personas puedan continuar estudiando y en ese sentido es clave para combatir la pobreza, tanto en el corto plazo como en el largo plazo.

Colaboraron con la redacci贸n de este art铆culo: Juan Robalino, director del IICE; Luis Oviedo, investigador del IICE; Sa煤l Paredes, beneficiario del Programa de Desarrollo Acad茅mico de la Escuela de Econom铆a de la UCR, as铆 como Cristina Barrantes y Alonso Venegas, estudiantes asistentes de investigaci贸n de esa unidad acad茅mica.


Valeria Lentini Gilli
Docente de la Escuela de Econom铆a
valeria.lentini@ucr.ac.cr

Posted in Noticias and tagged , , , , , .