La pobreza constituye uno de los peores flagelos de la humanidad, junto con la guerra, la enfermedad y la falta de libertades. Costa Rica se ha caracterizado por ser un país de paz y libertades y destaca por su excelente sistema de salud. Sin embargo, en el tema de pobreza el país ha sido incapaz de lograr avances durante los últimos 20 años, manteniéndose aproximadamente la quinta parte de los hogares en situación de pobreza.

 

Si bien las políticas macroeconómicas que promueven el crecimiento y la estabilidad contribuyen a reducir la pobreza, la experiencia internacional muestra que es necesario también adoptar políticas específicas focalizadas en las poblaciones afectadas por ese flagelo. Un paso importante para el diseño de esas políticas es la identificación geográfica de los pobres. El libro que hoy publicamos tiene ese objetivo.

 

No se trata de una tarea sencilla, ya que la configuración de los conglomerados o concentraciones de pobres requirió el uso de las técnicas más avanzadas de información geográfica y estadística espacial. Pero el aporte de esta investigación va más allá al lograr integrar, por primera vez en el país, las bases de datos de población y vivienda y la cartografía del censo del 2011 a nivel de Unidad Geoestadística Mínima (UGM) con otras bases que contienen información sobre rutas de transporte público, centros educativos, la red de cuido y servicios de salud, así como datos topográficos, de inundaciones y fallas geológicas.

 

Lo anterior permite no sólo identificar geográficamente a los pobres –de acuerdo con el criterio de necesidades básicas insatisfechas (NBI)- sino también aproximar su condición de acceso a servicios de educación, salud, bienestar social y transporte público, así como su vulnerabilidad a desastres naturales. Sin duda, estos resultados proveerán información de muchísimo valor para la mejora y el diseño de políticas públicas focalizadas, que permitan romper en forma sostenida el hasta ahora infranqueable piso en el nivel de pobreza del país y avanzar en el imperativo de brindarles a todos sus habitantes acceso a los servicios básicos, a la generación de ingresos adecuados y a un nivel de vida digno.